domingo, 24 de marzo de 2013

SE AGOTA LA PACIENCIA EUROPEA CON LOS GRIEGOS

Los aliados del gobierno de la canciller alemana, Angela Merkel, retomaron la presión sobre Grecia, al afirmar que un eventual abandono de la zona euro "ya no causa espanto", entre rumores asimismo en medios alemanes de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) abandonará a su suerte al país heleno. Para el ministro de Economía, el líder liberal Philipp Rösler, la hipótesis de un abandono de Grecia de la zona euro "ya no es improbable" y, además, tal posibilidad ha dejado de "causar espanto". "Para mi, un abandono de Grecia del euro dejó hace tiempo de dar miedo", apuntó el ministro, en declaraciones a la cadena de televisión pública ARD, para añadir que, mientras España y Portugal "van por el buen camino" con las reformas emprendidas, no cuenta con que Atenas pueda cumplir los compromisos adquiridos, por lo que no habrá más pagos. Hay que esperar al informe de la troika -Comisión Europea (CE), Banco Central Europeo (BCE) y Fondo Monetario Internacional (FMI)-, insistió, aunque añadió que, personalmente, es "más que escéptico" sobre la posibilidad de que Atenas pueda cumplir los compromisos adquiridos. "Si Grecia no puede cumplir los compromisos, no habrá más pagos", sostiene Rösler, lo que implicará que Grecia entrará en la insolvencia. La Hora, 23 julio 2012, p. B. 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada