viernes, 8 de marzo de 2013

MILLONES DE EUROPEOS, EN LA POBREZA

En el 2007, antes de que la coyuntura económica diera muestras de deterioro, eran 85 millones de ciudadanos europeos (el 17 por ciento de la población) los que se hallaban por debajo del umbral de pobreza relativa. En la lista figuran países como Grecia, España o Irlanda, pero también Francia, Alemania o Austria, apunta. Los ejemplos muestran las vías de agua del sistema: el endeudamiento familiar; la quiebra de Estados pródigos en subvenciones o la existencia de trabajos de mala calidad, como los millones de empleos perdidos en la construcción en España. "Si tras la crisis de 1993-94 enderezar la tasa de empleo costó siete años, el paro ahora es mucho más estructural: se han perdido cerca de 3 millones de puestos de trabajo precarios", señala Francisco Lorenzo, del equipo de Cáritas. ¿Cómo se mide la penuria? La calificación de pobreza como posición económica relativa con respecto a la media de ingresos del país y el tamaño de la unidad familiar se aplica, por ejemplo en España, a hogares con ingresos inferiores a 7 980 euros al año, incluidas las transferencias sociales (datos de 2009). Hay dos tipos de pobreza, la moderada o relativa (un 60 por ciento de la media de ingresos del país) y la severa (un 40 por ciento). La crisis está acercando en las estadísticas de pobreza y exclusión de Eurostat a países como Portugal, Irlanda, Grecia y España, y a países del Este recién incorporados a la UE; a capas cada vez más amplias de la población de Estados sólidos y a puntales del Estado de bienestar venidos a menos, como Islandia tras la quiebra de su sistema bancario. El Comercio, 15 feb. 2012, p. 9

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada