domingo, 3 de marzo de 2013

ALEMANIA Y FRANCIA DISCREPAN EN EL COBRO DEL IMPUESTO A TRANSACCIONES FINANCIERAS

La canciller alemana Ángela Merkel y el presidente del gobierno francés, Nicolas Sarkozy, se esforzaron ayer en sintonizar sobre la crisis financiera, en particular, sobre la permanencia de Grecia en el euro, pero persisten los desacuerdos sobre la introducción de la tasa a las transacciones financieras internacionales. Sarkozy reiteró su determinación de cobrar el impuesto conocido como tasa Tobin, mientras que la canciller alemana es partidaria de buscar un compromiso a nivel europeo. Para Sarkozy, la "prioridad" es fomentar el empleo, mientras que Merkel prefiere hablar del "segundo pilar", junto con la disciplina fiscal defendida por su país. Los dos dirigentes hablaron en términos imprecisos de iniciativas para fomentar el empleo. Francia y Alemania desean que el acuerdo europeo para reforzar la disciplina presupuestaria, con el que se han comprometido todos los países de la UE con excepción de Gran Bretaña, a principios de diciembre, sea firmado "para el 1 de marzo", declaró el presidente francés. Expreso, 10 ene. 2012, p. 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada