martes, 1 de enero de 2013

LA ECONOMIA MUNDIAL, EN UNA LENTA CONVALECENCIA

La inyección de ingentes sumas de dinero para detener la velocidad de la caída de las economías más poderosas del mundo no revirtió la tendencia. Tampoco ha podido la reducción del gasto social o la devaluación de las monedas. Pese a que la crisis estalló hace tres años, los estragos en los niveles de desempleo y el comercio exterior aún se perciben. De ahí que la semana pasada, el Fondo Monetario Internacional (FMI) redujera su previsión de crecimiento para la economía mundial a un 3 por ciento para el 2010 y el 4 por ciento para el 2011, frente a los 4,8 y el 4,2 por ciento estimados en octubre pasado, respectivamente, según su jefe, Olivier Blanchard. Expreso, 8 nov. 2010, p. 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada