sábado, 12 de enero de 2013

EL PIB CRECIÓ 8,7 EN PRIMER SEMESTRE

Pese a que el Primer Mundo aún corteja con ingentes inyecciones de liquidez que su economía no ingrese en una fase peligrosamente recesiva, el país, en el primer semestre de este año, según el Banco Central del Ecuador (BCE), se expandió un 8,72 por ciento. La tasa -superior a los pronósticos para el 2011 de Estados Unidos (1,5 por ciento) y de la Eurozona (1,6 por ciento) del FMI- hay que analizarla con lupa. El director ejecutivo del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), Roberto Aspiazu, dice que los índices comienzan a ser altos por el hecho de que en el 2010 la economía ecuatoriana se fue recuperando aún lentamente de la fase contractiva de 2009 -cuando el mundo sucumbía-. En el primer trimestre ya se veía que sectores como el eléctrico, además de la construcción pública, que es inversión estatal, dinamizaron la economía, explica Aspiazu. "Hay que analizar las cifras desglosadas para determinar qué sectores son los que han halado en la economía en su conjunto". El elixir que aceleró el Producto Interno Bruto (PIB) también han sido los barriles de petróleo. La crisis mundial, originada por el déficit presupuestario de Estados Unidos, los problemas de deuda en Europa y hasta los de Medio Oriente, presionaron el alza del crudo, lo que provocó que los ingresos de Ecuador -vía exportaciones- se multipliquen a igual ritmo. En Ecuador, entre julio 2009 y 2011, el precio del petróleo impulsó sus ventas al mundo. En ese lapso, las rentas crecieron un 125 por ciento, aun cuando las toneladas vendidas cayeron ligeramente. El consumo de los hogares -que se incrementó en un 7 por ciento comparando los semestres 2010-2011- también sumó positivamente a la ecuación que mide el PIB. La formación bruta de capital fijo, es decir, las inversiones de las empresas que operan en Ecuador tuvieron un mejor desempeño al haberse incrementado en un 16 por ciento, según las cuentas nacionales de Ecuador. Expreso, 30 sep. 2011, p. 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada