sábado, 12 de enero de 2013

GRECIA INTENTA CONVENCER DE QUE PUEDE AHORRAR

El Gobierno griego afronta de nuevo esta semana la tarea de generar confianza y convencer a sus socios y acreedores de que cumplirá las exigencias de ahorro para, así, recibir los paquetes de ayudas que requiere urgentemente. Ayer, Grecia recibió la mala noticia de que la Eurozona no decidirá en su reunión del próximo 3 de octubre sobre si libera o no los $10 000 millones del sexto tramo del préstamo concedido al país el año pasado, unos fondos necesarios para que el Gobierno pueda seguir pagando pensiones y salarios. Con todo, las autoridades se mostraron ayer confiadas en que los inspectores del Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Mundial (BM) y Banco Central Europeo (BCE), que deben recomendar ese desembolso, regresen pronto a Atenas para seguir con una misión que abandonaron el 2 de septiembre, ante la falta de avances en la aplicación de medidas de ahorro. Para hacer evidente el Régimen de ahorro, exigido por los organismos financieros internacionales para la entrega del rescate, el ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, presentó el domingo al FMI un listado de medidas que comprenden, entre otras, una reducción adicional del 20 por ciento en los salarios, un recorte del 4 por ciento a las jubilaciones y el envío a la reserva, un paso previo al despido, de 30 mil funcionarios públicos. Hoy, 27 sep. 2011, p. 9

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada