jueves, 19 de noviembre de 2015

Un mal año económico consume a Ecuador

La predicción se cumplió y con creces. El presidente Correa, viendo el panorama internacional, alertó que 2015 sería un año difícil y 2016 también. En ese adjetivo, cabe ahora incluir que el país ha entrado en recesión técnica (con dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo en el PIB), que se han perdido plazas de trabajo y que las medidas anticíclicas y comerciales no han ayudado tanto como se esperaba para compensar la salida de divisas y la depreciación del petróleo como fuente de ingresos. Esto llevó al Ejecutivo a re el presupuesto dos veces este año (hasta 2.800 millones) y a tener que restringir el del próximo en otros 6.000 millones de dólares, tocando incluso el gasto en sectores estratégicos. Las salvaguardias, el fin de los subsidios a los combustibles o la reducción de la concesión de créditos para mantener una banca sólida son medidas que reflejan la crisis económica de Ecuador. Y los analistas ya miran con recelo a 2016, como año de campaña electoral, por si se paralizan las inversiones y los proyectos. Expreso, Año 43 N° 1544419 oct. 2015, p. 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada