miércoles, 3 de julio de 2013

SOCIOS CON MONTOS MAYORES A USD 10.000 DEBERÁN ESPERAR

La matriz de la cooperativa de ahorro y crédito Coopera, ubicada en la parroquia cuencana de San Joaquín, estaba resguardada ayer por 18 policías. Ellos querían controlar a los cerca de 200 socios que reclamaban por sus depósitos que superan los USD 10 000. Querían hablar con los funcionarios de la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria (SEPS) sobre su dinero. Este grupo aún no tiene una fecha fijada para cobrar sus recursos. A pesar de sus reclamos, el cordón de seguridad de la Fuerza Pública no los dejó ingresar en la instalación, por lo que se concentraron en el centro de San Joaquín. Coopera, con 107 000 socios, fue disuelta por la SEPS el pasado 12 de junio, por una presunción de lavado de activos por USD 31 millones y por el deterioro patrimonial que presentaba esta entidad desde hace tres años. Los socios comentaban ayer cómo esta noticia del mal manejo los tomó por sorpresa, porque confiaban en los directivos. Al menos así lo expresa Martha C., quien depositó los USD 40 000 que ahorró durante 15 años, mientras trabajaba limpiando casas en Nueva York. "Nadie me da una certeza de la devolución del dinero". El intendente Técnico de la SEPS, Cristian Cruz, explicó que desde ayer se inició la entrega para los cuentahorristas que tienen menos de USD 10 000, que representa un 98,6 por ciento del total de socios. El Comercio, 2 jul. 2013, p. 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada