sábado, 7 de julio de 2012

TAMAÑA INJUSTICIA / Samaniego José

En base a las disposiciones que emiti� la Asamblea Constituyente a trav�s del mandato N�. 2 del 24 de enero de 2008, se reform� la Ley Org�nica de Empresas P�blicas que proh�be a las instituciones estatales realizar aportes a los fondos de Cesant�a o Jubilaci�n distintos a los que administra el IESS, es decir aquellos que se hab�an organizado institucionalmente con aportes personales y patronales de sus empleados. Con estas disposiciones, el Gobierno liquid� de un plumazo los fondos previsionales de decenas de entidades p�blicas y redujo o elimin� las prestaciones que estaban recibiendo miles de jubilados o pensionistas que prestaron sus servicios para el Estado ecuatoriano, liquidando un mecanismo de ahorro para cesant�a o jubilaci�n que surgi� en respuesta al fracaso del sistema manejado por el IESS. Esta decisi�n tambi�n se concret� en el caso de los antiguos empleados del Banco Central del Ecuador, instituci�n sobre la cual el presidente de la Rep�blica ha tenido una aversi�n especial, seguramente por razones ideol�gicas y de cuyos beneficiarios dijo que se trata de 80 jubilados con "pensiones doradas" que se quieren llevar US$ 200 millones? Nada m�s alejado de la realidad: son 3 300 beneficiarios entre pensionistas, jubilados, hu�rfanos y viudas, de los cuales el 60 por ciento recib�an pensiones de menos de US$ 500, 32 por ciento inferiores a US$ 1.000 mensuales y tan solo 16 obten�an un beneficio de US$ 2.715 por mes que era el m�ximo que se pagaba. Si es que hubo excesos en estas prestaciones hab�a que corregirlas, pero no perjudicar a una mayor�a que recib�a una pensi�n por un valor similar al que el propio Gobierno ha definido como canasta b�sica. El Banco Central del Ecuador ha sido hist�ricamente un ejemplo de instituci�n p�blica, pionera en �reas econ�micas, financieras, sociales y culturales, de excelente reputaci�n internacional y en la cual han prestado servicios profesionales de reconocid�simo valor para el pa�s. Hoy, 11 nov. 2009, p. 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada