sábado, 7 de julio de 2012

O ACTOR O ARBITRO / Pozo, Mauricio

En el Ecuador del momento, el Gobierno en funciones tiene atravesado en la cabeza que puede ser actor y supervisor. Que puede, �l solo, empujar la econom�a al crecimiento o que, controlando al sector financiero, puede tambi�n fijar precios, es decir, ser juez y parte. Si en este �mbito quiere controlar ese mercado, no lo va a poder hacer fijando precios, pues es un mecanismo del propio mercado donde Gobierno debe supervisar, pero nunca participar. �Quiere establecer ciertas normas o techos a las tasas de inter�s? Entonces, establezca l�mites sobre la varianza de las tasas o en puntos porcentuales sobre los promedios del mercado, pero sin afectar la realidad del mercado, sea o no a gusto del Gobierno. Lo �nico que produce una intervenci�n antit�cnica y pol�tica es generar m�s distorsiones y alejar a la informalidad a importantes grupos de poblaci�n. Con el actual Gobierno, la absurda intervenci�n en el mercado bancario ha generado alrededor de 150 mil personas que han regresado a la informalidad. Las econom�as pr�speras son las que permiten el concurso simult�neo y equilibrado del sector p�blico y privado, jam�s sobre la base de un solo sector. Los pa�ses no logran desarrollo y prosperidad cuando el Gobierno busca impulsar la econom�a sin el aporte de la actividad privada. Es el concurso privado el que promueve la captaci�n de mano de obra, no lo el Gobierno. Buscar reducir el desempleo por la v�a p�blica no solo es insostenible e inviable, sino inconveniente y errado. El gran demandante de fuerza de trabajo es el sector privado, y sin su participaci�n es imposible alcanzar tal meta. El rol del Estado y del sector privado debe estar absolutamente bien delimitado. El Estado est� para regular, no para actuar como jugador en el mercado. El Estado es importante y necesario, pero sin superar las barreras ni los l�mites del sector privado. O soy juez o soy actor, no ambas cosas. Roles bien definidos evita distorsiones. Hoy, 9 nov. 2009, p. 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada