domingo, 30 de junio de 2013

CASAS AUTOMÒVILES, ROPA, COMIDA, VIAJES...; EL ECUATORIANO SE TRANSFORMÓ EN CLIENTE

La política económica ha sido muy clara durante estos seis años. Y seguirá siendo la misma, según anunciaron los principales funcionarios el Banco Central: mover la economía en función del consumo. La fórmula ha dado sus resultados, incluso en el 2009, año de la crisis financiera global, inyectando liquidez a la economía. La tasa de crecimiento ha sido del 4,1 por ciento anual, en promedio, aunque ha llegado a un "pico" cercano al 8 por ciento. Todos -o la gran mayoría- han sacado provecho de esa dinámica. La histórica inversión pública, que pasó de USD 1 943 millones a inicios del Régimen, a 11 000 millones el año pasado; las recaudaciones tributarias en todo este tiempo han sumado más de USD 44 183 millones e ingresos récord por ventas petroleras, cuyo barril ha promediado los USD 90, han inyectado una gran cantidad de dinero para todos los actores. El resultado: mejores salarios, mayor demanda de productos y servicios (lo que dinamiza las actividades comerciales), mejora la capacidad adquisitiva, etc. El Comercio, 23 mayo 2013, p. 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada