lunes, 15 de febrero de 2016

¡Podría el EI unificar a Europa? / Hans-Werner Sinn: Durante la crisis financiera, los miembros nórdicos de la zona del euro rescataron a sus homólogos del sur ofreciendo rescates enormes y respaldando la promesa del Banco Central Europeo de salvar el euro a toda costa

Sin embargo, cuando Alemania pidió recientemente un sistema de cupos para afrontar la afluencia en masa de refugiados, sus socios no mostraron la misma solidaridad y, ahora que Francia, aún no recuperada de los ataques de París, ha declarado la guerra al Estado Islámico, otros países europeos se están encogiendo de hombros, mascullando condolencias y abrigando en silencio la esperanza de que el conflicto no les afecte. La conclusión es clara: aunque Europa ha logrado avances importantes hacia la unión fiscal, sigue muy alejada de la unión política. A algunos dirigentes europeos -incluidos el presidente Hollande, y el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker- no parece preocuparles esa realidad. Sostienen que Europa debe acelerar aún más los avances hacia la unión fiscal introduciendo un plan de seguridad común para los depósitos, un único presupuesto, eurobonos, más riesgos compartidos y un sistema de prestaciones de desempleo unificado lo antes posible. Se equivocan. Esas medidas solo exacerbarían los defectos de la estructura de la zona del euro. Sostendrían precios relativos falsos -resultantes de la burbuja crediticia inflacionista del sur, que se formó después de la adopción del euro- que están impidiendo la recuperación de la competitividad por los países del sur miembros del euro. A consecuencia de ello, persistiría el desempleo estructural en Francia y en el sur de Europa. Los inconvenientes de fortalecer aún más la unión fiscal de Europa no acaban ahí. Un avance continuo hacia la unión fiscal haría, paradójicamente, que la unión política resultara cada vez más improbable por una simple e importante razón: Francia, la potencia militar más fuerte de Europa con mucha diferencia, ha frustrado todos los intentos de mancomunar las fuerzas armadas de Europa. Expreso, Año 43 N° 15489 3 dic. 2015, p. 9

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada