lunes, 15 de febrero de 2016

En parte, Ecuador coincide con el FMI / No hay carta de intención

De hecho, el Gobierno se ha mantenido distante y crítico del Fondo Monetario Internacional (FMI) y ha negado, incluso, un posible acuerdo para acceder a créditos. Pero algunas de las medidas adoptadas para afrontar la reducción de liquidez coinciden con las sugerencias tradicionales y, ya varias veces dichas, por el organismo multilateral. El Presupuesto General del Estado de 2016 lo muestra. Entre las diez observaciones del Fondo, emitidas en octubre, se sugiere reformar el plan de subsidios. Comparando cifras, el monto pasa de 5.966 millones, en 2015, a 3.193,6 millones el próximo año. Una caída de 2.773 millones de dólares. Patricio Rivera, ministro coordinador de Política Económica, adelantó que la focalización de subsidios continuará en 2016. Hay una propuesta para reducir la subvención eléctrica en al menos 120 millones de dólares. El Gobierno también eliminará paulatinamente las salvaguardias, algo que públicamente han sugerido el FMI y la Organización Mundial del Comercio. En enero comenzará el desmonte de las sobretasas. El Ministerio Coordinador de la Producción por su parte intenta mejorar la competitividad para reducir riesgos económicos, algo que más que una recomendación del Fondo, es una lógica económica sugerida hace tiempo por los empresarios. El nuevo ministro, Vinicio Alvarado, presentó la semana pasada la campaña República de Oportunidades, que impulsará las inversiones y el trabajo de los empresarios. El presidente Rafael Correa dijo que "son cosas técnicas que las hacemos porque creemos que es necesario y no porque el Fondo Monetario nos haya dicho". Expreso, Año 43 N° 15489 3 dic. 2015, p. 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada