viernes, 23 de agosto de 2013

FIRMAS SIMULARON VENTAS AGRÍCOLAS

El sector agrícola es uno de los preferidos para la exportación ficticia y sobrevalorada hacia Venezuela. Realmente forma parte de un complejo esquema que los últimos tres años se levantó en Ecuador para lavar cientos de millones de dólares, según las investigaciones de la Unidad de Lavado de Activos de la Policía y la Fiscalía. El viernes pasado, la Fiscalía y la Policía realizaron operativos en Quito, que ponen en evidencia la operación supuestamente ilícita de la comercializadora Espinosa y Castellanos (Escatell), que se constituyó el 14 de mayo del 2010 y realizó supuestas exportaciones de la industria agropecuaria. La compañía estaba encabezada por el colombiano Adriano C., de 64 años, domiciliado en el sector de Calderón, al norte de Quito. El 26 de junio pasado salió del país y se desconoce su paradero. El fungía como presidente y contaba con el 49 por ciento de las acciones, mientras que Byron E., de 31 años, tenía el 51 por ciento del paquete accionario, según los registros de la Superintendencia de Compañías. Esta empresa de papel operaba en las avs. De los Shyris N32-218 y Eloy Alfaro, en el sexto piso de un edificio exclusivo, en donde también se registraron otras dos firmas relacionadas. El 10 de junio del 2011, Adriano C. abrió Prospermundo, con el 70 por ciento de acciones para supuestamente importar y exportar hilos y productos textiles. Pero en el 2012, registró en el Senae exportaciones por USD 8,5 millones de sistemas agrícolas y maquinarias que también vendía Escatell. No existe ninguna venta de textiles. El Comercio, 9 de julio 2013, p. 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada