viernes, 23 de agosto de 2013

EL CRECIMIENTO SE APOYA EN EL ESTADO

E l Gobierno se ha planteado para el 2013 un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del 4,05 por ciento, que refleja una desaceleración de la economía Esto, teniendo en cuenta que entre el 2010 y el 2011, el crecimiento económico pasó de 3,58 por ciento, el primer año, a 7,78 por ciento, en el segundo, pero en el 2012 bajó al 5,01 por ciento. En el primer semestre de este año, diferentes sectores productivos como industria, banca, turismo, comercio.... muestran resultados dispares, según el informe semanal que publica Líderes. Para la fábrica de adoquines La Roca, por ejemplo, el crecimiento se ha sostenido. Su principal cliente es el Estado y su gerente, Leonardo Donoso, dice que esto le permitió un crecimiento del 20 por ciento anual. La desaceleración de la economía podría tener una influencia directa en los índices de inflación, que hasta junio pasado se mantenía en una tendencia a la baja. Al cierre del primer semestre de este año, la inflación anual se ubicó en 2,68 por ciento, mientras la acumulada, en 0,94 por ciento. En junio del 2012, la inflación anual llegó a 5 por ciento y la acumulada, a 2,40 por ciento. En opinión del director del Observatorio de Política Fiscal, Jaime Carrera, esa tendencia podrá mantenerse mientras sean favorables los precios del petróleo y el gasto público, pues considera que esos factores son los que permitieron el crecimiento económico inicial. El Comercio, 15 de julio 2013, p. 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada