sábado, 16 de febrero de 2013

PORTUGAL RECHAZA AUSTERIDAD

La agencia de calificación Fitch rebajó ayer la nota de la credibilidad crediticia de Portugal de BBB- a BB+, el considerado "nivel basura". La perspectiva para el rating portugués es además negativa, lo que podría traducirse en una nueva rebaja a medio plazo. Moody"s ya rebajó la credibilidad de la deuda portuguesa a la categoría de "basura" en agosto. Standard & Poor"s es la última de las tres grandes agencias que no ha revisado aún a ese nivel la nota de los bonos portugueses. Fitch justificó su decisión con el alto endeudamiento público de Portugal, que podría elevarse hasta el 110 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) luso hasta finales de año. La agencia considera, además, que hay riesgos elevados para el crecimiento del país y pronostica que la economía portuguesa caerá en un 3 por ciento el próximo año. Esa eventualidad se traduciría en una mayor presión sobre la deuda portuguesa, motivo que obligó al país a pedir asistencia exterior y que podría repetirse. Según la agencia de rating, las reformas adoptadas por el Ejecutivo portugués solo tendrán efecto a largo plazo. Precisamente, ese programa de ahorro motivó la huelga general que se vivió ayer en todo el país ibérico. Hoy, 25 nov. 2011, p. 9

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada