sábado, 16 de febrero de 2013

ESPAÑA TARADARÁ EN SALIR DE LA RECESIÓN

Un desempleo récord, un crecimiento átono, hogares y empresas sobreendeudados: las heridas de la economía española heredadas del estallido de la burbuja inmobiliaria a finales de 2008 podrían tardar mucho tiempo en curar. Durante años, esta burbuja impulsó el crecimiento español, que, en 2004, cuando llegó al poder el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, era del 3,3 por ciento, siendo entonces el décimo año consecutivo que el país avanzaba más deprisa que la media europea. Siete años más tarde, el desempleo se ha duplicado hasta el 21,52 por ciento, y el crecimiento a finales de 2011 no debería superar el 0,8 por ciento, según los analistas, lejos del objetivo del Gobierno (1,3 por ciento). En el plano económico, "probablemente España es uno de los países que más ha cambiado en muy poco tiempo", dice Carlos Sebastián, profesor de la Universidad Complutense de Madrid, antes de añadir que "en dos años, del 2007 al 2009, se pasó de un superávit del 2 por ciento del PIB a un déficit del 11 por ciento". El Comercio, 16 nov. 2011, p. 8

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada