viernes, 9 de octubre de 2015

América Latina crece a dos velocidades

Uno siempre mira a la casa del vecino para evaluar cómo le va la vida: quién tiene mejor carro, un trabajo más prestigioso o una pareja más bonita. En términos macroeconómicos, habría que comparar el crecimiento, el desempleo o volumen de comercio. Con las estadísticas del Fondo Monetario Internacional (FMI) en la mano sobre el convulso 2015, es posible concluir que América Latina crece a dos velocidades. Y en ello influye -nadie se atreverá a decir que sea determinante- el aperturismo comercial. Es decir, cuántos productos nacionales vende cada país y si lo hace en ventaja mediante un acuerdo comercial. Es cierto que, según las previsiones del FMI, todos los países han visto recortados sus porcentajes del PIB, pero hay unos con peor pronóstico. Por un lado, Ecuador cambia de bando: de los que crecen a los que contraen su economía."Tener un tratado de comercio es una oportunidad de colocar sus productos. Ecuador tiene acuerdos con países con los que la relación de comercio no es tan relevante, como Centroamérica o Irán. Con los que no se han abierto vías de acceso directo", interpreta el abogado y ex ministro de Comercio Exterior, Roberto Illingworth. Por otro lado, los vecinos Colombia y Perú cerrarán el año tranquilos con un PIB positivo (aunque menor que en 2014), donde ha pesado la inversión del sector privado. "Quienes dependen de los recursos naturales, tienden a usarlos en exceso y descuidar un tanto al sector privado (que es generador de ingresos, pero no el principal)", analiza Ricardo Estrada, presidente de la promotora de exportaciones CORPEI. El mejor ejemplo, dice, es Venezuela. Pero no Ecuador. Aunque es una economía petrolera, sí ha desarrollado la industria del banano, el camarón, las flores o el atún. Expreso, Año 43 N° 15433 8 oct. 2015, p. 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada