sábado, 6 de abril de 2013

LA UE PROTEGE AL PEQUEÑO AHORRISTA

El descontento de los chipriotas crece frente a la propuesta de gravar los depósitos bancarios, presentada por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI), a cambio de un préstamo de USD 13 000 millones (10 000 millones de euros), con el objeto de superar la crisis financiera. El Parlamento de la isla volvió a aplazar hasta hoy la votación prevista para ayer lunes. Mientras el Eurogrupo (ministros de Finanzas) aceptó ayer la propuesta de Chipre de excluir a los ahorradores con depósitos inferiores a los 100 000 euros del impuesto único que preveía inicialmente imponerles, cientos de manifestantes se reunieron ayer frente al Parlamento y el palacio presidencial, donde el presidente Nicos Anastasiades y sus ministros evalúan cómo limitar el impacto del plan de rescate. Fuentes chipriotas informaron que los bancos permanecerán cerrados hasta el próximo jueves y que se está reponiendo dinero en los cajeros para que no haya pánico entre los ciudadanos. "Mientras tanto estamos preparando un nuevo paquete de impuestos". La intención del Presidente de ese país es minimizar el impacto del impuesto a los depósitos más bajos, reduciendo el gravamen del 6,7 al 3 por ciento para aquellos menores a 100 000 (USD 130 800) euros y no afectar a los de menos de 25 000 euros. En tanto, subiría hasta 15 por ciento para los más altos, con el objeto de llegar a la cifra de 5 800 millones de euros requerida por la UE. El Comercio, 19 mar. 2013, p. 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada