domingo, 3 de junio de 2012

LA INDUSTRIA DEL AUTOMOVIL EN LOS EE.UU., AL BORDE LA QUIEBRA

La industria automotriz estadounidense necesita ayuda inmediata del Estado para sobrevivir, a tal punto de que no puede esperar hasta fines de enero cuando Barack Obama, considerado más sensible a sus dificultades que su predecesor, asuma el volante de la primera economía mundial. Poco después de anunciar importantes recortes de plantilla (5.500 puestos de trabajo) y suspender su proceso de fusión con Chrysler, GM, en el pasado un símbolo del poderío corporativo en EE.UU. vio cómo el lunes pasado sus acciones se precipitaban el 23 por ciento , algo nunca visto en los últimos 60 años. En el centro de las demandas del sector están los 25.000 millones de dólares, votados a comienzos de septiembre por el Congreso para ayudar a la industria automotriz norteamericana. El dinero no ha sido liberado aún,por razones meramente burocráticas. El Universo, 12 nov. 2008, p. 11

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada